En boca cerrada no entran moscas

Instalación / Intervención en la ciudad / Diálogo / Sillas y mesas / Objetos intervenidos / Plotter circular / Dimensiones variables.

2006

En boca cerrada no entran moscas, es una propuesta en constante movimiento que se instaura por diferentes espacios de la ciudad de Manizales, es una invitación a conversar alrededor de los alimentos que comemos a diario.

 

La mesa como símbolo de reunión,  en su parte frontal esta cubierta con un mantel de plástico que tiene en su superficie un plotter de bocas que quieren comercelo todo, sobre ellas hay una serie de elementos entre los que se encuentran platos y pocillos (una mesa servida) con una cantidad específica de productos de consumo recurrente pero de dudosa procedencia) estos elementos hacen parte del mantel, el cual es una fotografía tomada en contra picada. 

 

Sobre la mesa estan dispuestos varios elementos como si se tratase de una cafeteria, platos de plástico, cucharas, tenedores y vasos de plástico plagados de pequeñas moscas que se posan sobre ellos, también un servilletero con servilletas hechas en papel bond, sobre ellas un texto que dice: El consumidor tiene derecho a conocer cual es el contenido verdadero y el origen de los alimentos que compra. Todos los elementos puestos sobre la mesa son simulaciones de una acción tan común como es el reunirse en una cafeteria.

 

Estos elementos estuvieron durante una semana en diferentes lugares de la ciudad, allí invitaba a las personas a dialogar sobre los alimentos que consumimos a diario.

 

 

 

 

Exposiciones

 

Imagen regional V

Museo Banco de la República - Manizales - Colombia

 

 

 

© 2020 by georgina montoya - portafolio

  • Vimeo - Black Circle
  • Flickr - Black Circle
  • Tumblr - Black Circle
  • facebook-square