El residir: De la ventana hacia adentro de la ventana hacia afuera

Periodo residencia en la tierra 14 salón regional de artistas

región centro - occidente.

1/2

El residir: De la ventana hacia afuera de la venta hacia adentro fue la propuesta presentada por el equipo curatorial de residencia en la tierra conformado por:  Daniel Salguero; Fátima Vélez; Sebastián Cruz; Elena Landínez y Pedro Villegas, como parte de los 14 salones regionales de artistas de la región centro occidente. 

 

La muestra se abre como un abanico de relaciones entre los seres humanos y sus territorios: domésticos, políticos, secretos y otros que en algunos casos son imposibles de ubicar en las escalas ofrecidas por la cotidianidad, pues pertenecen a los mundos de la imaginación, la ficción, la elucubración; lugares no definidos en términos espaciales, pero sí habitados y habitables. La propuesta consiste en un viaje que oscila, como lo hacen las visiones a través de las ventanas, entre el adentro: la mente, el cuerpo, la casa, el taller y el afuera: la ciudad, el campo, el paisaje, la línea del horizonte. Se tuvo como criterio la posibilidad de tener un acercamiento a la cotidianidad de los artistas, de cómo conciben el paisaje que puede verse desde sus ventanas, de cuál había sido la primera manifestación artística en sus vidas; todo con la ambición de identificar, al menos intuitivamente, cómo esas cosas con las que crece y vive una persona la convierten en artista. Pero también fueron importantes los aspectos que la región como territorio, materia prima y público ofrecían; aspectos que alimentaron la intención de retratar las dinámicas del artista en relación al paisaje que los circunda.

 

Para el equipo curatorial, la noción “residir”, es el hilo conductor del proceso de investigación, producción y exhibición. De esta manera, esta propuesta busca establecer una narrativa sobre el concepto de residir como un reconocimiento de los puntos de encuentro entre la vida y el arte. Así como la relación que puede darse entre la forma como los artistas viven y su producción artística.

 

“Encontramos en el tema curatorial una relación importante en lo que se refiere a nuevas formas de asumir el arte, como tiempo de vida y como política de vida. Buscamos los engranajes entre el proceso de creación artístico y los procesos de vida de los mismos artistas”, precisa el equipo curatorial.

 

El colectivo destaca las residencias de artistas como la plataforma que moviliza a creadores y con ellos formas de pensamiento e intercambio entre culturas. Por lo tanto, los artistas seleccionados por este proyecto curatorial participaron en una residencia durante un periodo de 13 días (del 11 al 24 de noviembre), en donde trabajaron sobre las múltiples posibilidades de desarrollo de sus obras.

 

Los curadores expresaron: “Con el periodo de residencia buscamos nutrir a los artistas y sus respectivos proyectos a través de las visiones y los trabajos de otros, bajo el acompañamiento de tres tutores, cuya función consistió en articular reflexiones y diálogos acerca del eje temático de la curaduría”.

 

Los tutores que estuvieron acompañando a los artistas fueron Mariana Dicker, artista plástica y docente de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá; María Isabel Rueda, artista plástica y Fredy Alzate, artista plástico, docente de la Universidad de Antioquia y EAFIT, coordinador del programa Pasaporte al Arte, del Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM).

 

De acuerdo a las necesidades y potencialidades que encontraron en cada uno de los proyectos, los tutores plantearon ejercicios, ofrecieron material bibliográfico e imágenes como posibles referentes para el desarrollo de los trabajos que se exhibirán en el Salón.

© 2020 by georgina montoya - portafolio

  • Vimeo - Black Circle
  • Flickr - Black Circle
  • Tumblr - Black Circle
  • facebook-square